Blog

Corazón de Alcachofa

En este espacio se comparten herramientas para conocerse, quererse y cuidarse.

Los símbolos presentes en la naturaleza, el Tarot, las artes y en mi propia historia son nuestro medio de comunicación y aprendizaje.

¿Dulce o amargo?

Cuando estamos ansiosos nos da ganas de comer un chocolate, obvio. O manjar por lo menos o algo dulcecito.


¿Han probado el ajenjo en esos momentos? Sí, agüita de ajenjo. Es amarga como ella sola pero calma la ansiedad y los dolores como ninguna otra hierba.


Y no sé a ustedes, pero a mí me hace pensar el ajenjo. En que la ansiedad y la angustia nos llaman a enfrentar ese dolor que no estamos queriendo ver con los ojos. Y en que cuando optamos por lo dulce para evadir lo amargo, al malestar no le queda otra que hacerse más potente.


Necesitamos tomar el ajenjo, enfrentar el dolor. Terminar de una vez esa pega que por alguna razón nos está saliendo más difícil o tener esa conversación que hace rato estamos evitando.


Después de eso, el cuerpo busca solo la forma de poner las cosas más dulces.


18 vistas

© 2018 Josefina Lagos - Autobiografía

Diseño por Estudio Animala