Blog

Corazón de Alcachofa

En este espacio se comparten herramientas para conocerse, quererse y cuidarse.

Los símbolos presentes en la naturaleza, el Tarot, las artes y en mi propia historia son nuestro medio de comunicación y aprendizaje.

Dicen que lo bailado y lo comido no lo quita nadie

Actualizado: 14 de nov de 2018



Dicen que lo bailado y lo comido no lo quita nadie. ¡Y es cierto! De los bailes guardamos recuerdos y de lo que comemos, bueno… guardamos.


Pero siempre hay restos. Cáscaras de manzana, de huevo. Cola de espárrago, espinas de alcachofa…


En esta casa, todos esos restos van a la compostera, donde están los gusanos que se encargan de “quitarnos” lo que queda de lo comido y transformarlo en tierra.


Son morados los gusanos. Y viven sólo en la oscuridad. Les gusta transmutar todo lo vivo, a excepción de las semillas, los cuescos y las raíces. Cuando se mueven se me aprieta la guata. Pero así es la vida, parece. A veces los agentes transformadores vienen con ese disfraz.


Hoy, como todas las semanas, me tocó deshacerme de algunas cascaritas. Y eso siempre implica revolver también un poco la mezcla de cosas.


Los gusanos están confundidos con tanto movimiento. Se mueven, se retuercen, se preguntan si deberían quedarse ahí o buscar quizás un mejor sitio. Se miran entre ellos, tratando de descubrir cuál será ahora el mejor lugar para seguir haciendo lo suyo.


Lo que no saben es que, aunque con tanto trajín aún no se nota, la compostera está punto de ponerse muy abundante.


Muchas veces, las oportunidades llegan a nuestra vida en forma de terremoto. Si estamos atentos y confiamos en la naturaleza, la puerta queda abierta para que la abundancia ocupe los espacios vacíos.

40 vistas

© 2018 Josefina Lagos - Autobiografía

Diseño por Estudio Animala