Lecturas de Tarot

Puede que estés viviendo un momento importante...

Quizás, te gustaría conversar con alguien que te ayude a procesar eso que vives…

Descubrir las herramientas que te permitirán enfrentar lo que viene o

entender por qué eso que esperas hace tanto aún no llega.

Quizás, sientes que tus miedos te están paralizando o que tu historia está siendo una carga.

 

Lecturas de Tarot hay muchas y de muchos estilos.

En particular, para mí, consiste en una conversación en la que las cartas nos sirven como una guía para analizar lo que estás viviendo. Comprender, así, la forma en que tu historia te está afectando y construir una manera más sana de enfrentarse a ella;  descubrir qué actitudes o acciones concretas podrían ayudarte a mejorar tu relación con esa persona o manejarte de mejor forma en el escenario en el que te ves envuelto.

¿Qué es el Tarot?

 

El Tarot es un conjunto de 78 cartas y  a través del lenguaje simbólico nos habla de las diferentes etapas psicológicas por las que pasa el ser humano, en sus intentos por dejar su huella en el mundo y encontrarse a sí mismo.

 

Las  imágenes de las cartas pueden asociarse por analogía a símbolos que diversos pueblos a lo largo de la historia han atesorado como parte de su cultura. Griegos, egipcios, escandinavos, indios, mapuches y muchos otros expresan a través de sus mitos la forma en que conciben al ser humano. Nosotros, estudiando las cartas, podemos conocer más sobre esos mitos y sobre la visión de hombre que cada uno de estos pueblos tenía.

¿Por qué un conjunto de cartas puede hablarnos de nuestro interior?

 
 

Existen diferentes formas a través de las cuales los seres humanos podemos escucharnos a nosotros mismos y encontrar el camino que nos lleva hacia donde necesitamos llegar.

De todas esas formas, la más simple y la que todos practicamos sin darnos cuenta de ello es la observación de lo que pasa a nuestro alrededor.

Nuestro día a día está lleno de símbolos que de alguna forma nos nutren. Si caminamos con los ojos abiertos, podemos darnos cuenta de que la poesía que leímos en la mañana, el amigo que nos encontramos cruzando la calle o el jazmín que floreció justo en el momento preciso no apareció en nuestro camino por casualidad.

Como decía José Kentenich, a través de “aparentes casualidades”, se oculta un plan de amor y sabiduría. Dios nos habla a través de las circunstancias y se encarga de que nos enfrentemos a lo que nuestro interior necesita para crecer. (Kentenich,J, “Dios presente”, 2013).

Carl Jung, de la misma forma, asegura que los hechos objetivos que ocurren en nuestro exterior están muchas veces determinados por nuestros estados internos-subjetivos. Y no por azar o porque exista entre ellos una relación de causa efecto. (Jung, C, “Sincronicidad como principio de conexiones acausales”, 1952).

El fenómeno es más lógico de lo que parece:  Nuestro interior se ve reflejado hasta en nuestros actos más insignificantes y el mundo fue creado con un orden natural. Los seres humanos vinimos a desordenar a través de estos actos, pero la naturaleza tiende siempre al equilibrio. Por eso, nos enfrentamos siempre a lo que nos hace falta para alcanzar ese equilibrio.

Cuando abrimos un libro de poemas en una página y nos sentimos de alguna forma "manchados" con ese poema, estamos enfrentándonos así a algo que necesitábamos encontrar.

Cuando “por casualidad” nos encontramos con un amigo en medio de la calle y ese amigo nos hace ver algo que no habíamos visto, estamos encontrando sabiduría a través de ese amigo.

Cuando hacemos una lectura de Tarot y, por azar, escogemos ciertas cartas y no otras, ocurre entonces el mismo fenómeno.  Las cartas del Tarot, al igual que las circunstancias, nos hablan de lo que hace falta en nuestro interior para encontrar ese equilibrio hacia el cual la naturaleza siempre tiende.

¿Por qué no predecimos el futuro?

No hacemos predicciones del futuro, porque tenemos la certeza de que cada uno es responsable de construir su destino. En vez de contarte una historia sobre tus próximos días, prefiero entregarte las herramientas que te permitirán construir esa historia.

Una Lectura de Tarot  tiene una duración de entre 90 minutos y 2 horas.

El valor es de $60.000.  Puedes solicitar un descuento si eres estudiante, tienes más de 60 años o estás pasando por un momento económico difícil y necesitas la lectura.

© 2018 Josefina Lagos - Autobiografía

Diseño por Estudio Animala